Tragedia de unos, ganancia de otros: aumentan acciones de fabricantes de armas tras tiroteo en Las Vegas

58 muertos y más de 500 heridos. Es el tiroteo es el más mortal en la historia de los Estados Unidos, una frase que desgraciadamente, hemos escuchado con demasiada frecuencia en los últimos años.

En 2015 fue el tiroteo ocurrido en San Bernardino, California.

En 2016 se trató del ataque al club Pulse de Orlando que dejó 46 muertos.

Ahora, la noche del domingo, un sujeto identificado como Stephen Paddock, de 64 años de edad, protagonizo una masacre sin precedentes, cuando disparó desde el piso 32 del Mandalay Bay en contra de una multitud de 22 mil personas que asistían a un festival de música country.

Desgraciadamente, la tragedia de unos se convierte en la ganancia de otros. Y es que no podemos ignorar el patrón que han marcado las últimas masacres en los Estados Unidos, en donde las acciones de los fabricantes de armas se elevan inmediatamente en La Bolsa de valores después de un tiroteo masivo.

Mientras aumenta el número de víctimas, también lo hace el precio de las acciones de los fabricantes de armas. Ayer no fue la excepción: las acciones de fabricantes como Sturm Ruger –encargados de fabricar y comercializar pistolas, rifles, y escopetas– aumentaron un 5% su valor.

¿El motivo?

Se puede explicar de dos maneras. La principal es el temor y la histeria colectiva que este tipo de acontecimientos pueden provocar en una comunidad, por lo que las personas asustadas asumen que necesitan comprar un arma para reforzar su seguridad, ignorando que estos ataques ocurren en situaciones totalmente inesperadas.

La otra razón es que cada vez que nos encontramos con una masacre de esta magnitud, aumenta la presión para que el gobierno estadounidense implemente una mejor legislación que sea mucho más estricta en cuanto a la venta y control de armas se refiere. Esto provoca que, de nueva cuenta, mucha gente acuda a comprar armas “antes de que el proceso se complique”.

Un estudio realizado California señala que la tendencia a comprar armas después de un tiroteo masivo suele extenderse entre algunas comunidades durante dos o tres meses.

Control de Armas Las vegas

Desgraciadamente, el gobierno estadounidense parece no aprender la lección. De hecho, en su discurso matutino tras el tiroteo de Las Vegas, Donald Trump ni siquiera hizo mención al control de armas y aunque cada vez son más voces las que piden leyes más estrictas que limiten o inhiban la venta y posesión de armas, el tema parece estar lejos de encontrar una solución en el congreso de nuestro vecino del norte.

Y mientras demócratas y republicanos no se pongan de acuerdo, seguiremos viendo con desgracia que la pérdida de unos, se vuelve la sucia ganancia de otros.