Hablar de tiroteos en Estados Unidos, muertes y armas resulta bastante común. En este país un menor de edad puede comprar rifles por internet y hasta un abuelito tiene acceso a dos pistolas para cometer una masacre.

El pasado fin de semana el condado de Los Ángeles vivió horas de pesadilla tras el tiroteo perpetrado por un hombre de 72 años que se suicidó antes de ser detenido por las autoridades.

Así fue el tiroteo en Monterey Park que cobró la vida de 11 personas

Horas más tarde la oficina del Sheriff de San Mateo informó sobre nuevos tiroteos que cobraron la vida de al menos 4 personas. Esta vez en los límites de la ciudad de Half Moon Bay.

Podrán cambiar legislaturas, gobernadores y hasta presidentes. Sin embargo, el tema de los tiroteos en Estados Unidos parece no tener un final debido a que desde hace años no existe una regulación adecuada.

Aunque distintos tiroteos han enlutado al país, masacres como las ocurridas en Columbine, Parkland o Uvalde, no son suficientes para conmover a MILLONES de personas que defienden el uso de las armas de fuego o incluso a congresistas que proponen “más armas” en las escuelas.

La polémica Asociación Nacional del Rifle

La BBC señala que el presupuesto anual de la Asociación Nacional del Rifle asciende a los 250 millones de dólares que son destinados para eventos, defensa legal y hasta campañas políticas.

En este sentido, la NRA (por sus siglas en inglés) es una de las organizaciones más poderosas de Estados Unidos, capaz de encumbrar o derribar a cualquier político.

De acuerdo con Brady United, una organización que busca reducir la violencia armada en un 25 por ciento para 2025. Políticos como Mitt Romney han recibido hasta más de 13 millones de dólares por la NRA.

La Segunda Enmienda y el derecho a las armas

Por más complicado de entender, aunque las y los defensores de las armas de fuego condenen los tiroteos, la respuesta nunca será regular o prohibir su uso sino armar a las personas para que “puedan defenderse” ya que portarlas es un derecho constitucional.

Durante los últimos años quienes defienden la Segunda Enmienda apelan al “derecho del pueblo a poseer y portar armas”, mismo que es respetado en el Senado por legisladoras y legisladores en gran parte del Partido Republicano.

Hasta el día de hoy miles de familias lloran por la violencia armada, los tiroteos continúan y las legislaciones son de muy poco calibre…

¿Qué crees que se necesita en el país para cambiar la situación?

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook