Foto: Especial

Le dan un ‘levantón’ a menor que jugaba a ser narco en Tláhuac

Un preocupante caso —a falta de mejor descripción— llegó al Ministerio Público de la alcaldía Tláhuac en la CDMX. Un menor de edad, de 14 años, que ‘jugaba’ a ser narcotraficante fue ‘levantado’ por los verdaderos criminales para que “le bajara a su chistecito“.

Todo empezó cuando El Junior comenzó a vender drogas en su secundaria.

Foto: Especial

De acuerdo con El Universal, el menor inventó que su operación escolar tenía el respaldo de una organización transnacional. Ya saben, decía que él era ‘El Bueno’… pero con otras palabras. La realidad era muy distinta: el chavo compraba pequeñas dosis de marihuana a un conocido y las revendía en su secundaria asegurando que venían de un importante cártel chilango. El rumor creció y se le escapó de las manos.

Hasta que la historia llegó a oídos de los verdaderos traficantes. 

Este miércoles, un grupo armado apareció frente a la escuela del menor. Presuntamente, los sujetos lo subieron a la fuerza a una camioneta y lo golpearon fuertemente. También lo envolvieron en plástico transparente para empaquetar, le pusieron una bolsa en la cabeza y lo aventaron —con vida— en la puerta de su casa.

“Que no se quiera sentir muy v#$&@ el hijo de p%&@”, decía una cartulina que le pusieron en el pecho.

Detienen a policía por presunto abuso sexual en contra de una menor de edad

La jefa del Gobierno de la Ciudad, Claudia Sheinbaum Pardo, en la entrega de patrullas de la SSC en la explanada de la alcaldía de Tláhuac // Foto: Cuartoscuro.

La patrulla con número 607-ZZU de la Secretaría de Seguridad Ciudadana llegó al lugar en Tláhuac después de las denuncias al 911 pero no encontró el cuerpo del joven pues su familia ya lo había recogido y lo llevaba al Ministerio Público. 

Ahí, las autoridades corroboraron que el menor venía “policontundido”… o sea, todo maraqueado. Le adjudicaron el ataque al Cártel de Tláhuac. 

Según el reporte en El Universal, el padre del chavo aseguró que “no quería problemas” y decidió no levantar la denuncia e impidió que el menor declarara. Sin embargo, las autoridades ordenaron ampliar la vigilancia en el sector e indagar el entorno familiar del Junior para evitar una situación aún más complicada.