Tres juicios perdidos, cinco años de escándalos y aunque todo mundo se esmera en olvidar uno de los escándalos más vergonzosos del fútbol mexicano, Salvador Carmona se aferra a decir “su verdad” aunque como siempre, pareciera que lo hace más en un afan de obtener alguna compensación económica, que por tratar de cambiar verdaderamente la estructura de nuestro balompié.

“Hay mucha gente responsable, directivos sobre todo, también el cuerpo técnico sabía y conforme pase el juicio sabrán más cosas. Mucha gente saldrá raspada, algunos siguen activos; hay mucha gente inmiscuida”.

Fueron las declaraciones del ex-defensa de Toluca y Cruz Azul al salir del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, donde interpuso una tercera apelación contra la Federación Mexicana de Fútbol.

“Son decisiones de ellos, quienes estaban al frente del equipo, decidieron alinearme (en la Copa Confederaciones) y yo sólo acaté las órdenes”.

Por la noche, en Record FM tuvimos la oportunidad de entrevistar al propio Salvador Carmona y a su abogado, David Cohen, quienes en en diversas ocasiones cayeron en contradicciones, que tristemente no nos llevaron a ningún lado, más que a la clásica respuesta de “en su momento contaremos la historia completa”.

Y más preguntas se nos vienen a la cabeza en estos momentos, como el ¿porqué esperar hasta ahora, para decir que tanto la Federación como el cuerpo técnico tenían conocimiento de su dopaje, cuando en realidad pudo confesarlo en su momento?

Y que no nos vengan con los benditos “códigos del vestidor” pues de haber hablado con la verdad en su momento, seguramente la carrera y credibilidad de Salvador Carmona sería mucho más solida de lo que parece en estos momentos….