La madrugada de este lunes, en los ejidos de Xala, en el municipio de Axapusco, Estado de México, una toma clandestina de los ductos de Pemex estaba siendo ordeñada por huachicoleros cuando se comenzó a incendiar.

Los reportes señalan que para la 1 de la madrugada las llamas ya alcanzaban más de 15 metros de altura. En el lugar, quedó una camioneta totalmente calcinada.

A pesar de que llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, personal de Pemex y de Protección Civil, quienes estaban extrayendo ilegalmente el combustible del ducto huyeron del lugar cuando inició el incendio.

Se trata del ducto Tuxpan-Venta de Carpio, cuyas válvulas tuvieron que ser cerradas y hasta pasadas las 9 de la mañana el combustible que quedaba en el tubo aún continuaba incendiándose.

No se reportaron personas lesionadas o detenidas.

Recordemos que el día de ayer, en Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, se registró una fuga en un ducto de Pemex. El chorro de gasolina alcanzó caso los 20 metros de altura y pasaron más de dos horas para que el personal pudiera controlarlo. Sin embargo, esta vez la población no acudió al lugar.