Ayer sábado 4 de mayo un usuario de Facebook dio a conocer la tala no anunciada de varios arboles que se encontraban ubicados en la calle Mayorazgo, cerca de Centro Coyoacán y la Cineteca Nacional, en la Alcaldía Benito Juárez. Esto se hizo de la noche a la mañana y con un supuesto permiso emitido por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), por lo que muchos comenzaron a pedirle explicación de la tala a la Sedema y a Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la CDMX.

Horas después la Sedema implementó un operativo de inspección y vigilancia en materia de impacto ambiental en el Pueblo de Xoco ubicado en dicha alcaldía de la CDMX y a través de su cuenta de Twitter informó que los responsables de la tala habían sido trabajadores de la empresa Mítikah, quienes talaron los árboles con una autorización parcial que tenía algunas condiciones, las cuales no habían sido aprobadas del todo. Por ello 9 trabajadores fueron detenidos.

De acuerdo con información de la agencia Quadratín, al lugar de los hechos llegó Marina Robles García, secretaria del Medio Ambiente, quien platicó con vecinos del Pueblo Xoco y les explicó la situación. “Es importante mencionar que autoridades de la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de Sedema, así como personal de SGIRyPC, Semovi, Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) y del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), sostenían mesas de trabajo, desde hace más de dos meses, con la empresa Mítikah para revisar y analizar su proyecto”, dijo.

Y es que aunque la Sedema otorgó una autorización parcial en materia de impacto ambiental el 15 de noviembre del año pasado, esta señalaba que era necesario contar con el visto bueno adicional de la Secretaría de Movilidad (Semovi) y presentarlo en sus instalaciones para concluir el trámite de autorización, algo que evidentemente no hicieron. Hasta el momento no se sabe qué pasará con la zona y si será reforestada o la empresa tendrá el camino libre para realizar su obra más adelante.