La UNAM ya se deslindó del comunicado firmado supuestamente por nada menos que Eduardo López Betancourt, presidente del Tribunal Universitario… pero ahí queda la acusación contra el diputado de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar.

En redes sociales se difundió un texto en el que el presidente del Tribunal Universitario señala directamente a Ramírez Cuéllar (elegido hace poco como líder interino de Morena) como uno de los responsables de la crisis que atraviesa la UNAM.

Quien se dice presidente interino de Morena, utiliza a trabajadores a su servicio para crear el caos en nuestra Universidad; concretamente lo ha hecho con su Directora Jurídica, la licenciada Lourdes Ojeda”, acusa el presidente del Tribunal Universitario, quien dice que la mencionada funcionaria ha presentado cargos en su contra, así como contra otros funcionarios universitarios.

El conflicto que está creando Ramírez Cuéllar en la Universidad es sumamente agresivo y, sin razón, nos obliga a denunciarlo y hacer pública la petición de que saque las manos de la Universidad”, se agrega en el documento en el que deslinda a Morena de una intervención en la UNAM.

La UNAM se deslinda

Y así como López Betancourt deslindó a Morena de la supuesta desestabilización que Ramírez Cuéllar provoca en la UNAM, la máxima casa de estudios dijo “ahí háganse bolas ustedes” y también se deslindó del asunto.

Por medio de un breve comunicado, la UNAM no pone en duda la autenticidad del documento en el que se acusa a Ramírez Cuéllar… peeeeeeero, aclara que desconoce las afirmaciones atribuidas al presidente del Tribunal Universitario.

Imagen: @UNAM_MX

Además de lo anterior, la UNAM “desautoriza la utilización de cualquier membrete de dependencia o entidad universitaria, con fines que no correspondan a los estrictamente académicos o constitucionales”… es decir, le mete un jalón de orejas a López Betancourt por andar haciendo acusaciones en hojas con el escudo universitario.

No es la primera vez que López Betancourt hace señalamientos de los cuales se ha deslindado la UNAM. Hace unos meses, acusó que hay intereses de ciertos grupos que han impedido que procedan denuncias por violencia de género dentro de la universidad.

Por su parte, Ramírez Cuéllar no se ha pronunciado sobre las acusaciones en su contra. Quizás porque anda más entretenido en la lucha por el liderazgo nacional de Morena, el cual –por ahora– está en manos de Yeidckol Polevnsky.