Donald Trump y Xi Jinping. Foto: Getty Images.

Asegura Trump que China llamó para negociar fin de guerra comercial

Un día después de aceptar estar arrepentido por los aranceles a China (pero por no haberlos subido más), ahora Trump señala que China como que quiere acabar con la guerra económica. Volver a las negociaciones.

Luego de varias imposiciones de aranceles entre Estados Unidos y China, el presidente Donald Trump da señales de que todo este asunto podría llegar a su fin (o mínimo, aligerarse). Peeero bueno, es Trump, así que habrá que tomar 50-50 lo que acaba de anunciar esta mañana (y NO por medio de su cuenta Twitter).

trump

Foto: Especial

“China llamó la pasada noche a nuestros responsables comerciales y pidieron volver a la mesa. Es un acontecimiento muy positivo para todo el mundo”, dijo Trump mientras ofrecía una conferencia de prensa junto al presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi.

De acuerdo con Bloomberg, este nuevo señalamiento de Trump dejó algo confundidos a los empresarios chinos… y cómo no, si las supuestas llamadas del gobierno de Xi Jinping se dan luego de que éste decidiera imponer nuevos aranceles a productos norteamericanos, apenas el viernes pasado.

¡Ahí les van los aranceles! Desde el whiskey hasta las manzanas tendrán penalizaciones

Foto: GettyImages

Además, la supuesta invitación a “negociar” sucede luego de que la Casa Blanca aclarara que cuando Trump aceptó tener “dudas” respecto a la disputa comercial que desde hace rato sostiene con China, no fue porque estuviera arrepentido… por el contrario: “lo que lamentaba el republicano era no haber subido más los aranceles”.

Antes de reunirse con su gemelo inglés, Boris Johnson, Trump fue cuestionado sobre si estaba repensando su reciente decisión de escalar nuevamente los aranceles sobre los productos chinos. “Sí, claro, ¿por qué no?”, respondió el presidente. “Tengo dudas sobre todo”, agregó.

Lo anterior fue tomado como la primera vez que Trump acepta que la ha estado regando en ponerse a las patadas con China… pero rápido intervino la Casa Blanca, para aclarar que, para nada, ha entrado algo de razón en su presidente.

Según la vocera, Stephanie Grisham, Trump en realidad no lamenta la disputa comercial y sólo respondió ” afirmativamente” porque deseaba haber aplicado aranceles aún más altos a China. El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, reafirmó esto, diciendo que el presidente no “tenía dudas”.

¿Y todavía así, China quiere negociar? Pueeees, según Trump, sí.