Debido al acercamiento del huracán Dorian a tierra, los fuertes vientos y las lluvias, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó la declaratoria de emergencia para los estados de Georgia y Carolina del Sur.

Además el mandatario ordenó asistencia federal para complementar los esfuerzos de respuesta estatales y locales debido a las condiciones de emergencia.

Al medio día de este lunes, Dorian aún se encontraba golpeando la isla de Gran Bahama, por lo que la recomendación para los residentes es que no intenten aventurarse en el ojo del huracán ya que los vientos aumentan rápidamente en otra dirección.

Las autoridades del estado de Georgia informaron que las evacuaciones en la costa ya se están llevando a cabo, por lo que queda prohibido caminar o surfear en las olas ya que el aumento en la marea y los fuertes vientos hace que cualquier actividad en la playa sea extremadamente peligrosa.