¿Quién diría que una de las ventajas de ser presidente de Estados Unidos es que puedes meter con calzador a tu hija en una de los trabajos más reconocidos en el mundo entero? Este miércoles nos enteramos que Donald Trump le ofreció a Ivanka la presidencia del Banco Mundial… para tranquilidad de la economía global, ella rechazó la oferta. 

Durante un viaje a Costa de Marfil, Ivanka Trump se entrevistó con la Associated Press y contó, con toda calmita, la forma en que su padre le ofreció el puesto dentro del Banco Mundial.

Bueno, en realidad parece que el presidente le preguntó a su chumijita querida si quería el trabajo y ella dijo que se sentía “muy contenta” con el trabajo que está realizando actualmente, entonces lo bateó.

Eso sí, Ivanka Trump confirmó que participó de tiempo completo en la reciente elección unánime del actual presidente del Banco Mundial, David R. Malpass.

En su carrera como modelo, Ivanka ha caminado por las pasarelas más prestigiosas y también agarró fama internacional por su participación en varias series de televisión. Sin embargo, a veces se olvida que la asesora presidencial es también una economista graduada por la Universidad de Pennsylvania.

O sea, sí sabe un poquito del tema: no es como poner un agrónomo enfrente de Pem… ¡ooooooh que la!

“Ella hubiera sido muy buena (para la posición principal en el Banco Mundial) porque es muy buena con los números”, presumía Donald Trump en días recientes.

La elección de presidente en el Banco Mundial es una cosa poco “mundial”, en realidad. Los trece titulares que ha tenido en la historia son ciudadanos estadounidenses y son nominados directamente por los gabachos, el accionista más grande de la institución financiera.

Con esos requisitos, la Pau Peña del otro lado del Río Bravo no hubiera tenido problemas para ocupar el puesto.

Eso sí, si creían que ya había pasado la tormenta de nepotismo llamada Donald Trump todavía no se relajen mucho porque Ivanka confirmó —en la misma entrevista— que su padre le ha ofrecido otros importantes puestos. Oops.