Ya arrancó la campaña de reelección de Donald Trump en Estados Unidos. En su primer día, utilizó una infalible técnica electoral que nuuunca ha funcionado en México: decidió ofrecerle la luna y hasta las estrellas a sus futuros votantes. Cómo habrá estado el evento en Orlando, Florida, que el presidente gabacho prometió curar el cáncer, terminar con el VIH y mandar un hombre a Marte.

Donald Trump arrancó este martes la lucha por conseguir cuatro años más de renta en la Casa Blanca.

Foto: Getty Images

“Avanzaremos hacia nuevas fronteras médicas. Obtendremos curas para muchos, muchos problemas, para muchas enfermedades, incluido el cáncer y otros. Estamos acercándonos más cada vez”, decía entre aplausos el elocuente presidente gabacho. “Erradicaremos el SIDA en Estados Unidos de una vez por todas. Estamos muy cerca. En estos cuatro años, tendremos la fundación necesaria para mandar astronautas estadounidenses a la superficie de Marte“.

Como prometer no empobrece, Donald Trump también juró que no le va a fallar a sus electores.

El presidente de Estados Unidos arrancó su campaña frente a casi 20 mil fanáticos de la Nascar. Sin acarreados, claro. Sus fanáticos abarrotaron un estadio en Orlando, Florida, para escucharlo cantar sus más grandes éxitos y claramente, el Agente Naranja no los decepcionó.

Además de las promesas voladas, durante su discurso, Trump le dedicó un buen rato exclusivamente a Hilary Clinton, a los miembros del Partido Demócrata, a la Mafia del Poder, al Coco y a los medios que no lo apoyan.