“Señor presidente, ¿todavía quiere que México pague por el muro?”, preguntó una reportera a Donald Trump durante una conferencia de prensa en la cumbre del G-20. “Absolutamente“, contestó de inmediato el político republicano, quien estaba sentado justo a lado del presidente Enrique Peña Nieto. El mandatario mexicano no hizo comentario alguno. La construcción de la barrera física en la frontera compartida entre México y Estados Unidos no fue uno de los temas discutidos en la primera reunión oficial entre ambos mandatarios, indicó Luis Videgaray Caso, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Sobre las declaraciones que hizo Trump con respecto al muro, el canciller casi casi aplicó una máxima del priismo:  “ni los veo,ni los oigo”. De acuerdo con Videgaray, ni él ni el presidente escucharon a Trump decir lo que dijo. “La verdad es que yo estaba ahí y no lo oí. El presidente Peña tampoco lo escuchó”, afirmó el funcionario federal en una entrevista. 

La pesadilla no terminó ahí. Como si el gesto del presidente Trump frente a las cámaras no hubiera sido suficiente, el mandatario estadounidense volvió a cargar contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). A través de una grabación, el magnate amenazó con cancelar definitivamente el acuerdo trilateral en caso de que Estados Unidos no logre renegociarlo completamente. El video fue capturado antes de que el republicano viajara a la cumbre del G-20 y se publicó este viernes 7 de julio como parte de los mensajes semanales del empresario y presidente. “Estamos buscando una completa renegociación del TLC, y si no la obtenemos lo cancelaremos. Esto quiere decir que terminaríamos el TLC para siempre“, dijo Trump en su mensaje pregrabado.

A lo largo de su periplo como presidente y candidato presidencial, Donald Trump ha calificado el TLCAN, y otros tratados internacionales, como perjudiciales para su país. Aunque con el tratado, también conocido como NAFTA, la verdad sí se ha ensañado. El político ha indicado que este es “el peor tratado en la historia del mundo”, “un desastre total”, responsable de una “carnicería”, un peor acuerdo que el TPP o simplemente como “catastrófico“. Apenas el miércoles pasado escribió: “Estados Unidos hizo algunos de los peores tratados comerciales en la historia del mundo. ¿Por qué deberíamos continuar con estos tratados con países que no nos ayudan?”. A finales de abril, varias versiones periodísticas apuntaban a que la administración de Trump consideraba firmar una orden ejecutiva para salirse, de manera inmediata y unilateral, del convenio.

Enrique Peña Nieto. presidente de México

Foto: Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images

La Casa Blanca informó el pasado 27 de abril que, a la mera hora, el presidente Trump había decidido no salirse del TLCAN gracias a que Justin Trudeau y Enrique Peña Nieto le pidieron renegociar el tratado en lugar de ultimarlo. “Estuve de acuerdo con el hecho de que si no llegamos a un acuerdo justo para todos, entonces terminaremos el TLCAN. Las relaciones son buenas, un acuerdo es muy probable”, escribió el político republicano por aquellas fechas. Trump reculó, por algunas semanas, pero este viernes volvió al quite. Las negociaciones del Tratado de Libre Comercio están programadas para arrancar el próximo mes. De acuerdo con personal del Consejo Consultivo Estratégico en Comercio Exterior del Consejo Coordinador Empresarial, la delegación mexicana que negociará el TLCAN está conformada por más de 200 personas: entre empresarios y funcionarios.

“Hemos enviado un mensaje claro al mundo. Que no permitiremos a otras naciones se aprovechen de nosotros por más tiempo”, sentenció Trump en su grabación.

Trump amenaza con cancelar el TLCAN... otra vez

Foto: Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images