Desde hace siglos el chocolate se ha convertido en un producto de primera necesidad. Todos sabemos que consumirlo en dosis apropiadas nos hace más felices. No obstante, la industria detrás del chocolate no es tan amigable. Se calcula que más de 100 mil niños son explotados actualmente en la producción de cacao.

El 70% de la producción de cacao en el mundo se da tan solo en dos países: Ghana y Costa de Marfil. La producción es bastante difícil porque los campesinos no tienen ningún control sobre el precio de su producto. Día a día viven a la zozobra de saber qué se decide internacionalmente al respecto. Como sea, no son capaces de contratar la mano de obra que necesitan. Ahí es donde se involucra a los niños.

En esos países los campesinos que se dedican a la producción de cacao ganan aproximadamente un tercio de lo que se considera la línea de pobreza. Para poder subsistir, suelen pedir ayuda a sus niños pequeños. Estos infantes eventualmente pasan de ayudar a la granja familiar a trabajar en otras plantaciones por un salario miserable. Evidentemente, existe una enorme deserción escolar. En Ghana sólo el 75% de niños asisten a la escuela, y en Costa de Marfil sólo el 60% (y sólo la mitad de niñas en el país).

cocoa niños01

Adicionalmente, existe el tráfico de niños para el trabajo. Costa de Marfil tiene fronteras con algunos países con intensos problemas políticos, como Burkina Faso. De ahí provienen ejércitos de niños esclavos destinados a trabajar en los campos de cacao por casi nada.

Abby Mills, director del Foro Internacional de Derechos Laborales, con sede en Washington, DC, aseguró que este trabajo:

“Es muy peligroso, definitivamente es una de las peores formas de explotación infantil. Normalmente se usan machetes, con los que se cortan grandes vainas de cacao, y ocasionalmente se usan pesticidas y otros químicos en los árboles. Los niños que trabajan en estas plantación está en contacto con todo esto durante largos periodos de tiempo”

¿Dejar de consumir chocolate es la solución? Diversas organizaciones de Derechos Laborales han hecho varias propuestas viables para evitar que la producción de cacao sea fuente de explotación infantil. La más importante es que lograron que las principales empresas de chocolate y los gobiernos de Ghana, Costa de Marfil y EEUU trabajen juntos para erradicar esta problemática. De manera que han logrado que varias empresas de chocolate impriman un certificado en el que aseguran que ningún niño fue involucrado en la producción de sus chocolates. Hershey, una de las compañías más grandes en este rubro, firmó un acuerdo en el que asegura que lo logrará en 2020. Como consumidores es importante que sigamos de cerca este asunto y prefiramos las marcas que tengan el certificado y exijamos que las que no lo tienen lo consigan a la brevedad.

*Vía Munchies
*Imagen principal sundeepsu1988