Siempre se mostró como un niño rebelde, con un padre que no le ayudaba mucho, un tío alcohólico y ahora un nuevo compañero inútil, seguramente no fueron de mucha ayuda. Esa es la vida de Jake, el gordito de Two and A Half Men, que ya llegó a su fin.

Tanto Ashton Kutcher (Walden) como Jon Cryer (Alan) ya firmaron por otra temporada en la comedia de Warner Bros., pero quien ya se puso sus moños y no estará de vuelta a tiempo completo en la próxima temporada es precisamente Angus T. Jones (Jake) el puberto.

No sabemos si como Ashton ganará la módica cantidad de 700 mil dólares por episodio, Angus se habrá molestado o qué haya sucedido, pero ya dijo adiós en definitiva, por lo que los estudios ya han estado en conversaciones con el actor sobre un posible papel recurrente en la serie, en lugar de regresar como un personaje fijo.

Jake siempre ha manifestado públicamente su deseo de salir del show, sin embargo luego de que el año pasado pidió disculpas por sus malos actos, los productores han asegurado que el actor es muy querido en los set de rodaje.

“Ha sido un miembro muy querido de este elenco durante años. El pidió disculpas y demostró que quiere volver a trabajar con nosotros”, dijeron desde Warner Bros.

No sabemos cuál será el futuro de este tragoncito, si regresará o no a la serie aunque fuese por unos capítulos, aunque ya casi no lo vemos desde que se fue a la milicia, pero sigue teniendo un papel, el cual desaparecerá en los próximos capítulos.

Al parecer la serie poco a poco se desmorona, primero fue Charlie Sheen, quien era el alma y ahora este gracioso personaje.