Ya se había hablado de esta acción, pero todo como un esbozo ante las críticas taxistas en contra de los servicios de transporte por aplicación. Sin embargo, al parecer hoy ya es un hecho: la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció la creación de un programa de retención de impuestos a las aplicaciones de transporte como Uber, Uber Eats, Cabify, Rappi, Sin Delantal Cornershop, a partir del 1 de junio.

La SHCP y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) acordaron implementar el pago de impuestos sobre ocho plataformas de transporte o entrega de alimentos. Pero el asunto aquí es que estas empresas retendrán el impuesto de sus socios —los conductores— y lo pagarán ante el fisco.

El programa

Esto les interesa a todos los propietarios o conductores que se suscribieron a las distintas plataformas para dar servicio de transporte o entrega de alimentos, pues se supone que el esquema de retención de impuestos NO se aplicará a las plataformas, sino a los conductores.

Los impuestos a cobrar, de manera mensual, son: el ISR (Impuesto sobre la renta) corporativo, el ISR individual y el IVA (Impuesto al Valor Agregado), de acuerdo con el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera. ¿Cómo? Según las autoridades fiscales, con este programa se pretende una retención mensual del IVA del 8%. En cuanto al ISR, se prevén tarifas que van del 3 al 9%, dependiendo del ingreso salarial de cada socio conductor o repartidor, de acuerdo con medios.

Y —ojo aquí— es importante mencionar que este convenio fue armado entre la SHCP y las empresas involucradas. Mientras, se espera hablar con las compañías del ramo turístico y de entretenimiento:

“La SHCP reconoce públicamente a las plataformas que mostraron total apertura y colaboración para participar en el programa de simplificación administrativa del cumplimiento tributario, como es el caso de las plataformas de servicios de transporte Uber, Cabify, Bolt y Beat, así como  de las plataformas de servicios de entrega de alimentos a domicilio Cornershop, Rappi, Sin Delantal y Uber Eats”.

En fin, esta medida ya se veía venir con la Resolución Miscelánea Fiscal 2019, en la cual se había esbozado el cobro de impuestos a los socios conductores que ocupan estas plataformas.

**Foto de portada: Cuartoscuro.