Una importante razón para no orinar en la alberca… además de ser asqueroso

Ahora que el verano ya está aquí y que quieres arrasar con todas las albercas de Tepetongo, quizá debas saber que el nadador promedio deja en el agua entre 30 y 80 mililitros de orina, aunque muchos son capaces de dejar ahí más de 250 sólo porque… bueno, porque están locos. Pero resulta que dejar orina en la alberca tiene desventajas peores que simplemente ser asqueroso.

Un estudio de la publicación periódica de la American Chemical Society, Environmental Science & Technology, reveló que la mezcla de cloro y ácido úrico (de lo que está llena tu orina) pueden constituir la base de “productos volátiles de desinfección”.

Quizá esto suene súper chido para ti, y parezca que de hecho es más limpio que sucio orinar donde un montón de gente está nadando. Pero no, no es así. Un subproducto de la mezcla llamado tricloroamina puede producir problemas en el sistema respiratorio y producir irritación de la piel y los ojos. A su vez, el cloruro de cianógeno, otro subrproducto de la combinación, se ha usado como agente activo en armas químicas.

Está claro que no hay suficiente cloro ni orina en una alberca como para convertirla en uno de los juguetes de Bashar Al Assad, pero con seguridad, tener todo eso en contacto con tu piel, en tu boca, en tus ojos y dentro de ti no es nada, nada sano, cosa que los investigadores advierten en sus conclusiones.

Así, la ciencia te da otra buena razón para no hacer lo que, de por sí, ya es una reverenda mentada.

Vía: Time