El pasado domingo en nuestra gustada sección los virales de la semana, les presentamos un video sobre una madre ciega ve a su bebé por primera vez. Las imágenes nos parecieron tan conmovedoras, que consideramos interesante profundizar más en la historia.

Desde los 11 años, Kathy Beitz perdió la vista debido a la enfermedad de Stargardt

(también conocida como distrofia muscular juvenil), un padecimiento hereditario ocular hereditario caracterizado por la degeneración macular (zona central de la retina), que ocasiona la perdida progresiva de agudeza visual. Ahora a sus 29 años, esta mujer canadiense es reconocida oficialmente como una persona no vidente, pues únicamente percibe algunos objetos de forma brumosa.

Sin embargo, esto no fue impedimento para que hace unos días Kathy pudiera ver por primera vez a su hijo recién nacido, gracias al uso de los eSight, unos lentes electrónicos equipados con una cámara de video y pantallas, que mejoran las imágenes en tiempo real, mediante la entrega de una mayor información a las células oculares, aumentando la capacidad de reacción.

Estos lentes tienen un mecanismo de calibración con el que cada usuario puede controlar el nivel de zoom (hasta 14x), contraste, brillo, captura de cuadros y enfoque. Por cierto, las gafas también pueden conectarse al televisor para recibir de forma más claras las imágenes.

Así, las imágenes optimizadas ayudan a que las personas que no son completamente ciegas mejoren su visión. Tras ver a su bebé por unos minutos, esto comentó Kathy:

“Este es el primer bebé que veo y es mío, es muy abrumador.

Pude ver que mi bebé tiene los dedos y pies de mi marido, y mis labios. Mi marido y yo pudimos tener la experiencia familiar de ver a nuestro recién nacido, de vincularnos con él y enamorarnos”

Aquí el emotivo momento:

Kathy pudo tener acceso a estas modernas gafas porque su hermana trabaja para la firma que fabrica los eSight. Por desgracia, esta tecnología no es accesible para todos, pues cada pieza cuesta 15 mil dólares (aún así, el costo es menor al de una operación).

Actualmente los desarrolladores colaboran con distintas organizaciones y campañas de donaciones, para que aquellos que no puedan comprarlos puedan recibirlos. Ahí radica la importancia de difundir este tipo de notas, para que haya más interesados por la causa y por ende, más donativos. Aquí más información.

Resulta fascinante el avance que la tecnología nos brinda en materia de implantes ópticos. Ojalá en un futuro no muy lejano bajen los costos de producción de estos lentes y más personas tengan acceso a ellos.

*** Vía Neoteo, IflScience, GacetaMercantil