Una polémica artista de nombre Milo Moire decidió que iba a ir a un museo completamente desnuda, cargando a un bebé y sacando de onda a todo mundo. ¿Por qué? Porque puede y quiere.

Es la misma chica que el año pasado expulsó huevos llenos de pintura por su vagina, así que esto es bastante normal para sus estándares.

Hoy vuelve a la boca de todos por su visita al museo completamente desnuda donde muchos visitantes, incluidos niños, la vieron rolando por los pasillos del Museo de Arte y Cultura en la ciudad de Muenster en Alemania.

Uno de los asistentes, hombre por supuesto, aseguró que esto le pareció mucho más interesante que la exposición.

¿Que si hay video? Sí, sí hay:

Vía Mirror