Foto: Cuartoscuro.

UNAM analizaría regreso controlado a instalaciones con semáforo en amarillo

Como esto de la pandemia nomás no se ve pa’ cuando, en la UNAM parece que ya no se aguantarán a que el semáforo de riesgo epidemiológico esté en “Verde”, como se había dicho. En “Amarillo”… incluso en “Naranja”, siempre que las condiciones lo permitan, claro.

En entrevista para W Radio, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, insinuó ese regreso a las aulas de manera controlada. Según el funcionario, el ingreso a las instalaciones de la UNAM no sería de jalón, sino poco a poco. Por ejemplo, primero aquellos que hacen prácticas en laboratorios… y, sobre todo, los alumnos de primer ingreso, para que ya conozcan su Universidad.

prepa-5-unam-expulsion

Foto: Cuartoscuro

Quieren entrar a una universidad a la que aspiraron hace muchísimos años, que la soñaron. Hicieron el gran esfuerzo de hacer un examen y están en su casa: ésa no es la Universidad a la que ellos quisieron entrar”, señaló el rector de la UNAM, ligando este asunto con el estado anímico de los estudiantes, para quienes se han abierto canales para quienes requieran apoyo psicológico.

Pero, en lo que se da ese regreso a las aulas de la UNAM….

Graue aseguró que la planta docente tiene la indicación de ser empáticos con los alumnos. Es decir, que agarren la onda de que las clases en línea son nuevas y muchos de los jóvenes no están en las mejores condiciones para tomarlas: ya sea porque no cuentan con computadora o con servicio de internet o porque tienen que atender asuntos del hogar que antes de la pandemia no tenían contemplados.

unam-prestamo-computadoras

Foto: UNAM.

Para los primeros casos, el rector de la UNAM señaló que la Universidad ya abrió cinco centros para que los estudiantes tomen sus clases en línea y, además, en los próximos días se hará la entrega masiva de tabletas con conectividad (y “v” de vuelta)… y bueno, para los segundos casos, sólo eso: se pide a los maestros que sean empáticos.

El rector de la UNAM señaló que se ha hecho un gran esfuerzo en los últimos 8 meses: los profesores tuvieron que reconvertirse rápidamente y los estudiantes tuvieron que crear sus espacios. Pero ya estuvo: “sí tendremos que ir abriendo gradualmente las puertas, con todas las medidas de seguridad y en la medida en que se pueda (….) que podamos ingresar poco a poco en un naranja o en un amarillo”.