Luego de presentar con México y países del Caribe el “Mecanismo Montevideo”, Uruguay encabezó la primera reunión del Grupo de Contacto Internacional, órgano integrado por países de la Unión Europea que también busca resolver pacíficamente la crisis en Venezuela… y bueno, llegó a la conclusión que siempre sí quiere elecciones democráticas en la república bolivariana.

Aunque Uruguay se había posicionado junto con México como país neutral en el tema Venezuela, decidió firmar la declaratoria del Grupo de Contacto Internacional (GCI) – del que forma parte – y así, hacer un llamado a que en Venezuela se realicen elecciones presidenciales libres y, además, se permita la llegada de la ayuda humanitaria.

Al presentar los resultados de la reunión del Grupo de Contacto Internacional, la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, aclaró que “Mecanismo Montevideo” y el grupo que representa son cosas diferentes… ya que en el primero, busca el diálogo entre las partes involucradas y no pide elecciones. Sin embargo, señaló que ambas iniciativas no son incompatibles.

La declaración del GCI fue firmada por España, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Países Bajos, Suecia, Reino Unido, Uruguay, Costa Rica y Ecuador. Es decir, todos los integrantes del Grupo, salvo Bolivia. México no forma parte del Grupo de Contacto Internacional, sin embargo, participó en las deliberaciones y es posible que más adelante se integre al selecto grupo de países.

Conferencia países neutrales

Foto: @SRE_mx

“Quiero agradecerle al Ministro de Relaciones Exteriores de México por haber participado en la reunión a pesar que no forma parte del Grupo Internacional de Contacto porque las dos iniciativas son dos cosas diferentes, con dos composiciones diferentes, con dos objetivos diferentes, no son incompatibles, por el contrario, hemos hablado en cómo los dos pueden converger para lograr un resultado pacífico de esta crisis”, comentó Moguerini.

A grandes rasgos, el GCI señaló que es crucial la restauración de la democracia en Venezuela, esto por medio de elecciones presidenciales, el respeto al Estado de Derecho, así como el reconocimiento de la Asamblea Nacional. Como se puede ver, en ningún momento se habló de Juan Guaidó, de hecho, la declaratoria fue firmada por Italia, país que se ha negado a reconocer a éste  como presidente encargado de Venezuela.

Lo que sí reconoció el Grupo de Contacto Internacional fue la crisis humanitaria que existe en la república bolivariana, por lo que expresó su compromiso a ofrecer los elementos para que el apoyo llegue a Venezuela. “Esto es particularmente importante. Hemos movilizado casi 60 millones de euros para apoyar al pueblo de Venezuela que se encuentra en los países vecinos y ahora se movilizarán 5 millones más”.

¿Y cómo lograr que se realicen las elecciones en Venezuela? Bueno, primero se llevará a cabo un análisis sobre la situación en el país, después se abordará con cada uno de los actores sus exigencias, para así determinar cuál será el camino a seguir. Lo que intentará el grupo del que forma parte Uruguay es poner los elementos para resolver la crisis: será decisión de los venezolanos el resultado final. Es decir, la solución a la crisis no se impondrá desde el exterior.

“Comprendo que haya frustración y escepticismo sobre que este proceso no sea más que darle tiempo a Maduro”, señaló Mogherini, pero hay que “contribuir a una solución política, pacífica y democrática”, agregó.