¿Cómo está la seguridad en el Metro? Pues ahorita un poco adolorida. Este martes, después de que los pasajeros le pidieran ayuda a los policías para quitar a un vagonero que estaba haciendo de las suyas en la Línea B, se armó la cámara húngara y los elementos de seguridad terminaron siendo apaleados por todo un grupo de vendedores informales.

De acuerdo a los reportes, los pasajeros accionaron la palanca de emergencia en la estación Nezahualcóyotl cuando empezó a sonar el tradicional grito de guerra de “Damita, caballero” y los policías sí reaccionaron a tiempo, nomás que la vía del diálogo no surtió muchos efectos positivos… de hecho, solamente hizo que se amontonaran cerca de veinte vagoneros para entrarle a los cates. 

Después de la gresca no hubo ningún detenido. Eso sí, lo que hay es video del inicio del pleito:

Cuando terminaron los golpes y los policías estaban tirados en el piso, los vagoneros se dieron a la fuga. Claro, huyeron al más puro estilo mexicano: se subieron de nuevo al tren que ya se marchaba y emprendieron camino rumbo a Buenavista. Ámonos. 

*Con información de Carlos Jiménez, Imagen y Telediario