Luego de que Justin Trudeau anunciara el envío de 40 millones de dólares en ayuda humanitaria para Venezuela, Juan Guaidó dejó un rato su cargo de “presidente encargado” y se pasó a presidir la Asamblea Nacional para aprobar un plan con el que se pretende recibir en friega toda la ayuda que les llegue.

De acuerdo con DW, la Asamblea Nacional aprobó una estrategia con la que se pretende dar atención humanitaria a los más cerca de 300 mil venezolanos que se encuentran “en riesgo de morir”… eso sí, se aclaró que el plan avalado por los legisladores liderados por Juan Guaidó nomás alcanzará para un mes.

Según el propio Guaidó, será en centros de acopio ubicados en Colombia y Brasil donde se reunirá la ayuda humanitaria que han ofrecido a Venezuela diversas naciones: “Estados Unidos, por ejemplo, ofreció 20 millones de dólares. Canadá dijo que aportará 40 millones, mientras que la Unión Europea decidió este martes sumar 7.5 millones de dólares”. De acuerdo con lo dicho por el presidente encargado de la república bolivariana, la ayuda que se reunirá en los centros de acopio consistirá en alimentos y medicinas… por cierto, éstas últimas sólo tendrán como destino cinco hospitales de Venezuela.

Ahora… aunque de verdad es urgente el envío de ayuda a Venezuela, por ahí existe la sospecha de que al abrir la puerta fronteriza para que ésta entre, se puede colar… no sé, unos cuantos militares con la intención de ayudar a derrocar a Maduro. Ante estas sospechas -lanzadas por diversos chavistas- el encargado de coordinar el plan de ayuda humanitaria, el diputado Miguel Pizarro, señaló: “quieren decirle al mundo entero que la ayuda humanitaria es el solapamiento para que metamos en una caja a un marine doblado para que después tome el poder por las armas”… es decir, ¿noooo, cómo creen?

Pero como para el gobierno de Maduro más vale prevenir que lamentar, el puente que conecta a Táchira, Venezuela con la ciudad colombiana de Cúcuta, ya fue bloqueado por la Guardia Nacional Bolivariana. Así, el puente conocido como “Las Tienditas”, ya tiene dos contenedores plantados para evitar evitar que pase la ayuda humanitaria proveniente del extranjero.