Luego de perder –y feo- en las pasadas elecciones legislativas, el presidente Maduro ha decidido que es tiempo de renovar su gobierno, por lo que les dio las gracias a todos sus ministros… y después les pidió que renuncien a sus cargos.

A través de su show de TV, el cual transmite a cualquier hora pero esencialmente es semanal, el presidente bolivariano reconoció las ganas que le echaron los miembros de su gabinete, pero indicó que es tiempo de hacer una reestructuración ministerial.

Nicolas-Maduro-preocupado-por-crisis-economica-en-Venezuela-800x533

“He pedido al Consejo de Ministros que pongan su cargo a la orden para hacer una reestructuración necesaria. Le doy gracias a los Ministros, son personas dedicadas a tiempo completo en su trabajo”.

No es la primera vez que el presidente venezolano hace una acción de este tipo. En septiembre de 2014, también realizó un cambio de gabinete con la finalidad de impulsar y transformar la llamada “Revolución bolivariana”. En ese entonces designó nuevos ministros de Comercio, Alimentación, Comunas, entre otros. Pero no todo fueron cambiaos: ratificó al entonces vicepresidente, Jorge Arreaza, así como a los ministros de Planificación y Finanzas y al de Industria.

Aunque derrotado en las elecciones del pasado domingo, Maduro tiene bastante tiempo para mejorar (o rematar) su gobierno, ya que éste concluye hasta el 2019. Antes de anunciar el “despido” de su gabinete, el venezolano convocó a los miembros de su partido –el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)- a una jornada de consultas, con el fin de hacer “críticas y autocríticas constructivas” que definan acciones de rectificación del modelo socialista.

maduro

“Eso es lo que quiero: una agenda para la nueva etapa de la revolución, de profunda rectificación, ¡de sacudimiento, carajo!”

Luego de 16 años de dominio total, el domingo la oposición logró obtener una mayoría de dos tercios de la Asamblea Nacional. Sin embargo, esto no significa que Maduro ablandará su política, ya que avisó que no habrá amnistía que beneficie a líderes opositores.

“Me podrán enviar mil leyes, pero los asesinos de un pueblo deben ser juzgados y deben pagar”, sentenció.

*Vía El Financiero, Reforma