El poco querido gobernador de Veracruz, Javier Duarte, anunció hoy que despedirá a 2 mil 173 personas

que tienen plazas de la Secretaría de Educación (SEV)  “sin desempeñar en forma efectiva su jornada de trabajo” también conocidos como “aviadores”, como parte de la reforma educativa.

A estos empelados se les cancelarán sus plazas ya que según Duarte “causan un agravio a las finanzas públicas de 815.3 millones de pesos anuales”, aunque entonces tal vez habría que preguntarse también cuáles son los “agravios” por la impunidad y violencia que se vive en ese Estado por parte del gobierno.

Revelaron que hay un excedente de mil 585 plazas estatales más de las que realmente son necesarias y por esto aplicarán una jubilación anticipada a los trabajadores que tengan entre 25 y 29 años de servicio. Mientras que los trabajadores que tengan más horas de lo legalmente permitido, serán ajustados a las leyes actuales.