Normalmente al anotar un gol los futbolistas corren a abrazar a sus compañeros o celebran de alguna manera, pero Framber Villegas no pudo hacer esto en la Copa Sudamericana luego de abrir el marcador para el Deportivo La Guaira.

Tras un certero remate que terminó dentro del marco del Atlético Nacional de Colombia, el colombiano cayó desplomado por un choque de cabezas con el rival, por lo que las asistencias tuvieron que entrar de inmediato.