Hace unas semanas el jugador de los Lakers de los Ángeles, Jeremy Lin

, fue homenajeado en el Museo de Cera Madame Tussauds de San Francisco, en donde se colocó una figura suya para ser exhibida.

El parecido de las estatuas es descomunal, a tal grado que el chino decidió jugarle una broma a los asistentes al lugar, quienes se acercaban muy confiados a tomarse una foto o a ver todos los detalles, para después ser asustados por el jugador.

Muchos se asustaron, otros lo tomaron con gran humor y al menos fue un momento diferente para todos aquellos que visitaron uno de los museos de cera más famosos de los Estados Unidos: