Ya es casi costumbre que cada tanto tiempo alguein insulte al candidato republicano Donald Trump por sus declaraciones racistas y xenófobas. Recordemos que Trump ha dicho cosas como que los mexicanos inmigrantes son violadores, narcotraficantes y delincuentes. Además de que critica que los hijos de latinos nacidos en Estados Unidos son “bebés ancla” que utilizan para obtener la residencia.

Esta vez, el grupo latino de izquierdas “Deport Racism” (Deporta el Racismo) decidió criticar al multimillonario candidato de una forma muy original, por medio de un video donde niños no lo bajan de “Racista de mierda” y “racista pendejo” y le hacen dedo. Aquí les dejamos el video, que por cierto ha creado mucha polémica:

¿Qué les pareció el video? Pues mientras muchos lo aplauden, a otros les parece que es estúpido:

“Cualquiera que haga un anuncio como éste es estúpido, para ser sincero”, dijo Trump en

Fox Business.

Además de que según él, va a tener el efecto contrario al que se propone y lo va a ayudar para su candidatura hacia la Casa Blanca.

“La gente se va a volver loca con el video y van a decir: ‘Ahora vamos a apoyar a Trump’”

El también republicano Marco Rubio, quien es de origen cubano y contricante de Trump, también criticó el video por considerarlo “asqueroso”.

“Como padre, me parece un video asqueroso. ¿Qué tipo de padre permite a sus hijos participar en algo semejante? ¿Qué tipo de padre expone a sus hijos al mundo en un video de YouTube utilizando esas palabras?” dijo Rubio

Por su parte, Luke Montgomery, el director del video “Deport Racism” dice que está feliz de haber ofendido a los republicanos con su proyecto, además de defender que las palabras de los niños no son tan groseras si se comparan con las cosas que han dicho los republicanos sobre los latinos.

Además, Deport Racism ha ofrecido 5 mil dólares a algún espectador que grite en vivo “Trump es racista” o “Deporta el racismo” durante el programa de “Saturday Night Live” que conducirá el multimillonario el próximo sábado, pese a la insistencia de miles de personas y varios grupo y organizaciones por cambiar la decisión de la cadena NBC.