Aunque a muchos nos gustaría pensar lo contrario, la realidad es que la delincuencia que se vive en el país parece crecer más y más a cada minuto. Sobre todo en la Ciudad de México, en donde esta cuestión ha llegado a un punto en el que ya no sólo hay que cuidarse de sujetos que portan armas, en realidad, ahora hay que pelar el ojo y estar atento a cualquier persona. Sí, lamentablemente estamos llegando a ese punto en el que ya no podemos confiar ni en nuestra propia sombra.

Aunque las autoridades capitalinas probablemente tienen otras cifras, para varios ya es muy común conocer un nuevo caso de robo o asalto ocurrido en la CDMX. Muchos de ellos, afortunada o desafortunadamente, quedan captados en video por cámaras de seguridad, gracias a las cuales podemos conocemos la manera en la que los robos se llevan a cabo.

Del que vamos a hablar hoy no es la excepción, sin embargo, se destaca porque al parecer nos muestra un nuevo (o más reciente) modus operandi que utilizan los ladrones del Centro Histórico para cometer sus robos, a los cuales ya le entran hasta las señoras. ¡Ya no hay temor de dios!

El video en cuestión, el cual fue difundido por el periodista Iván Ramírez, muestra a tres mujeres trabajando en equipo para cometer un delito. Y es que entre todas  logran robarle unas bolsas de mercancía a una chica que está por el lugar, y lo hacen con ayuda de unas monedas que sirven como distracción. ¿Cómo?

Una de las mujeres en cuestión se acerca y deja caer varias monedas. Es entonces cuando otra comienza a recoger el dinero del suelo y le pide ayuda a la chica, quien se separa un poco de sus bolsas para ello. Sin embargo, mientras está haciendo eso otra de las señoras se acerca a las bolsas con mercancía y toma algunas para después darse a la fuga. Al final, la chica regresa a donde están sus cosas sólo para darse cuenta de que le han robado.

Captura de pantalla

 Va el video para que chequen cómo operan esta finísimas doñitas en el centro de la ciudad:

Como pudieron ver, el robo se cometió en cuestión de minutos y sin que nadie pudiera hacer nada. De plano esto nos deja claro que ya tenemos que cuidarnos de todos y en todo lugar. Mega chale.