Dicen que los mejores regalos son aquellos que no se pueden comprar, y sin querer parecer anuncio de tarjeta de crédito, debemos decir que tal afirmación es cierta. Quienes lo dudan es porque no han visto el video de la pequeña Bridget y el obsequio que recibió por su cumpleaños.

El día que esta pequeña celebraba su cumpleaños número tres, recibió como regalo un gran paquete. Emocionada, Bri comenzó a desenvolver su obsequio sin imaginar la sorpresa que se llevaría cuando descubriera que en el interior de esa caja se encontraba lo que ella más quería en la vida.

No, no era una casa de muñecas, ni un enorme oso de peluche o algún otro juguete de ensueño; lo que aquella caja guardaba en su interior era a su papá.

Y es que Joshua Carr es un soldado estadounidense que había pasado mucho tiempo en el conflicto de Afganistán y que volvió sin que su hija supiera, para así sorprenderla en su cumpleaños.

La reacción de Bridget resultó de lo más conmovedora e incluso lloró de alegría. Esto ocurrió a mediados del año pasado y quedó registrado en un video tomado por su mamá. Para quienes no lo han visto, aquí las imágenes:

Sin duda, una prueba de que nada se compara con el amor entre unos hijos y sus padres.

En unos meses Dad in a box se ha convertido en un fenómeno en YouTube, donde ya ha sido visto por más de 3 millones de veces.