Cuchillos, tenedores, popotes o bolsas, todos esos productos de plástico de un solo uso quedarán fuera de la vida cotidiana de los habitantes de la Unión Europea en 2021, como una medida para preservar el medio ambiente y evitar la contaminación de los mares. Sin embargo, en lo que llega 2021, las playas europeas registran problemas con los desechos plásticos, tal es el caso de Playa Grande, Tenerife, que sorprendió a los activistas ambientales de España por la magnitud de su contaminación.

Océano Limpio Tenerife difundió un par de imágenes que resultan impresionantes, pues se puede observar toda la playa de la localidad de El Polaris, en la Isla de Santa Cruz, tapizada de basura y plástico sin dejarle espacio a la arena.

De acuerdo con el grupo ambiental, hace un par de semanas se tenía programada la limpieza de una de las playas —actividades en las que suelen participar junto con otras organizaciones—. Sin embargo, la sorpresa llegó al ver cómo esta había sido inundada por los desechos —tal cual ha sucedido con las playas de Indonesia o la India—. María Celma, fundadora de Océano Limpio Tenerife, relató a Verne que fue entonces que se animó a grabar un video del desastre y llamó a los españoles a concientizar sobre lo que está pasando en el entorno.

Más allá de un mensaje que sólo sería para España, las imágenes le han dado la vuelta al mundo y ahora se pone el acento en nuestras actividades como una de las causas de la contaminación de los mares, desde los desechos que se arrojan directamente al mar hasta en los ríos, que son el camino que conducen estos productos directo a los océanos.

Finalmente, en redes sociales se ha hecho un llamado para que los españoles le caigan a sus playas y ayuden en la limpieza. Aunque, el problema es más profundo pues se sabe que el 80% de los residuos van a los océanos provienen de “fuentes terrestres” —es decir, de lo que nosotros hacemos en nuestra cotidianidad— de todo el mundo.

**Foto de portada: @oceanolimpiotenerife