Tras la difusión de un video donde observamos cómo un taxista golpea el parabrisas de otro conductor, en avenida Acoxpa, Tlalpan; la Semovi (Secretaría de Movilidad) y la PGJ (Procuraduría General de Justicia) CDMX dieron a conocer los avances del caso: el propietario del taxi se presentó ante las autoridades para saldar los daños al presunto conductor de Uber —quien fue víctima de la agresión del taxista—, mientras la PGJ alista las sanciones con respecto al agresor.

Semovi cancelará la licencia y tarjetón del taxista que rompió el parabrisas de un auto

Foto: especial.

Es decir, el propietario de la unidad compareció ante Semovi para, además, aclarar que él no es el agresor captado en el video. “De las sanciones penales se encarga la PJG CDMX, después de seguir un debido proceso. La comparecencia es entre el propietario de la concesión, que no es el acusado de la agresión, pueda acordar la reparación de los daños al auto”, explicó en su cuenta de Twitter la Secretaría de Movilidad. Mientras, la PGJ continúa con las investigaciones en contra del conductor agresor.

“Por otra parte, la Secretaría de Movilidad, tras conocer la identidad de la persona que manejaba la unidad del concesionario, inició esta tarde el proceso para la cancelación definitiva de la licencia y tarjetón, ambos tipo B, del operador involucrado, señaló la dependencia capitalina en un comunicado. O sea, el agresor ha sido identificado y la PGJ CDMX ya comenzó las investigaciones para localizarlo.

El caso

El 5 de junio pasado, se difundió en redes sociales el video donde se observa a un taxista agredir —en medio del tránsito vehicular— a otro conductor. De acuerdo con los reportes, la agresión se suscitó tras una riña entre el taxista y el chofer de Uber. Sin embargo, el chofer del taxi se le cerró al conductor del Uber, bajó de su unidad y comenzó a golpear el parabrisas de su auto.

Como mencionamos, la PGJ lleva a cabo las investigaciones en contra del agresor mientras que el propietario de la unidad tendrá que comparecer en una audiencia con el afectado, para llegar a un arreglo por los daños en contra del vehículo, “los cuales están valuados en 20 mil pesos”. La historia de este caso aún no termina y se esperan los resultados de las investigaciones de la Procuraduría.

Vale mencionar que esta agresión se dio un par de días después de la manifestación de los choferes y propietarios de taxis, quienes protestaron contra el servicio de las plataformas de transporte —como Uber, Cabify o Didi— y exigieron a las autoridades locales y federales un aumento en sus tarifas.

**Foto de portada: especial.