Este lunes, se presentó una amplia base de datos sobre discriminación en México y la manera en la que nuestra sociedad piensa ante ciertos temas “controvertidos”. Entre otras cosas, sirve para entender un poco mejor el país en el que vivimos y si todo sale bien, crear políticas públicas que lo hagan un mejor lugar para todos. La cosa es que hay varias respuestas sorprendentes; por ejemplo, hay una que no nos podemos quitar de la cabeza: 18% de los mexicanos (varones) cree “algunas mujeres son violadas porque provocan a los hombres”. 

¿Quieren hacer más corajes? Hace 7 años que se presentó esta misma encuesta solamente —es un decir— el 13% pensaba así. O sea, empeoramos.

La base de datos es el Sistema Nacional de Información Sobre Discriminación (SINDIS) organizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) —en colaboración con el INEGI y SEGOB— y pueden checar sus descubrimientos en ESTE LINK.

“Los prejuicios y estereotipos están profundamente arraigados”

En el estudio, además, se presentan otros datos reveladores del ideario mexicano. Por ejemplo, 6 de cada 1o personas cree que los jóvenes son irresponsables y un 45% de los mexicanos piensa que entre más religiones existan en nuestro país habrá “más conflictos sociales”. También, 1 de cada 3 piensa que convivir —así solito— con alguien con VIH o SIDA es siempre un riesgo.

40% de los mexicanos piensa que los pobres se esfuerzan poco por salir de su situación.

Aprovechando, el 64% cree que es justificable llamar a la policía porque un grupo de jóvenes está reunido en la calle, 4 de cada 10 no le rentarían un cuarto a un extranjero y el 35% de los mexicanos no justifica —ni tantito— que las personas practiquen costumbres distintas a las nacionales.

Hasta eso, sí mejoramos en algunas cosas

El nuevo sistema para medir la discriminación en México permite comparar los datos recientes con la misma encuesta de 2010 y de ahí sacar algunas conclusiones. Así, ahora solamente el 6% de las personas cree que es justificable burlarse de alguien en la calle por su tono de piel. Antes era el 11%.

En 2010, el 44% de los mexicanos decía que no le rentaría un cuarto a una persona de la comunidad LGBT. Siete años después, ese porcentaje bajó al 32%. Algo es algo. 

¿Quieres checar los datos del Sistema Nacional de Información Sobre Discriminación (SINDIS)? Date una vuelta por aquí.

*Con información de Manu Ureste// Animal Político