A pesar de ser un volcán activo el ubicado en Nueva Zelanda, es muy visitado por turistas. Al parecer, estos fueron los más afectados ahora que el cráter entro en actividad.

De acuerdo con diversos medios internacionales, el volcán localizado en White Island, ubicado frente a la costa de la Isla Norte de Nueva Zelanda, reportó una erupción este lunes. Poco antes del presentarse el fenómeno, habían sido vistos varios turistas caminando en las cercanías del cráter. Al principio se habló de 100 personas, después el número se redujo a 50.

Como sea, las autoridades han señalado que la erupción ya dejó un saldo de cinco personas muertas y varias desaparecidas. Hasta el momento, las autoridades sólo han podido rescatar a 23 de las personas que se encontraban en las cercanías del volcan de Nueva Zelanda.

Según reporta AP, las condiciones climatológicas han dificultado las tareas de rescate. Al respecto, CNN señala que la policía local dice que es demasiado peligroso acceder la isla en este momento.

Captura de pantalla

Debido a la enorme fumarola, la isla en que se encuentra el volcán se considera como zona de exclusión aérea y los servicios de emergencia no pueden ingresar a la isla, ya que existe el riesgo de una explosión.

Según la policía de Nueva Zelanda, se creía que 50 personas se encontraban en o alrededor de la isla en el momento de la explosión. Hasta el momento 23 personas han sido rescatadas de la isla. La mayoría de los heridos presentan quemadoras quemaduras.

Captura de pantalla

Aunque la información no ha sido confirmada por las autoridades, los especialistas declaran que la mayoría de las lesiones que probablemente sufrieron las personas que han sido rescatadas se debieron a la fuerza de la explosión.

Pese a que los números no coinciden, CNN apunta que las autoridades creen que al menos todavía hay 10 personas en la isla de Nueva Zelanda donde el volcán hizo erupción. De las 50 personas que se estima que se encontraban en White Island al momento de la erupción, más 30 serían pasajeros de un crucero de la línea Royal Caribbean.

Es probable que el número de muertos aumente, advirtió la policía hoy, pero es difícil establecer estimaciones concretas porque no han tenido comunicación con nadie en la isla, y los rescatistas no pueden ir a la isla porque todavía es demasiado peligroso.