En 1976 Bijan Paskad abría su primera tienda en Rodeo Drive, California. Según el mito el cielo estaba nublado y Bijan no vendió ni una sola corbata en un año.

Treinta años despues la firma de lujo puede presumir de contar entre sus clientes a algunos de los hombres más poderosos e influyentes: Vladmir Putin, George Bush, Barack Obama, Ronald Reagan, Arnold Schwarzenegger, Jack Nicholson, Sir Anthony Hopkins, Al Pacino y los mexicanos: Carlos Hank González, Carlos Hank Rhon, preso por acopio de armas de uso exlusivo del ejército mexicano el fin de semana pasado, Carlos Quintero Peralta, Miguel Alemán, Carlos Slim, Roberto González, Ricardo Salinas Pliego, Luis Miguel, Alejandro Fernández, Jaime Camil y Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué? ¿El Peje?

Sí, señor y señorita, según información de Haute Living, entre los trescientos clientes más distinguidos de la firma de lujo fundada por Paskad, Andrés Manuel Lopez Obrador, ex candidato a la presidencia por el Partido de la Revolución Democratica y lider visible de la izquierda política mexicana, forma parte de esta selectisima lista dedicada “al eterno buen gusto y la elegancia”…

Así las cosas, al nombre del político mexiquense Enrique Peña Nieto, recientemente señalado como uno de los clientes frecuentes de la Bijan, habrá que sumar el del lider perredista y esperar a que el gerente de la tienda “desmienta” la noticia como con el mexiquense, es decir que ya se han equivocado antes.

No sé ustedes, pero con tantos mexicanos en la lista gastando de a dos a cinco millones de dólares por visita a la tienda, uno empieza a preguntarse si uno es el único jodido del país que no puede costerse una corbata de 100,000 dólares.