El fotógrafo Marc Israel Sellem del rotativo Jerusalem Post es el indiscutible ganador de la mejor foto de la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a Israel.

La imagen muestra una sombra sobre la boca de Merkel similar bigote de Hitler. Lo curioso del asunto es que es la sombra del dedo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, la intención del primer ministro era decirle: “Es para allá”

merkel2

La foto fue tomada después de la rueda de prensa en la que Merkel criticó a Israel por su política de seguir ampliando los asentamientos judíos en Cisjordania, aunque ha causado furor en la red, el fotógrafo no tenía la intención de comparar a Merkel con Hitler:

“Cuando vi la foto en mi equipo, pensé que era único y divertido. No fue mi intención insultar a Merkel o hacer cualquier tipo de connotación nazi con la foto”, dijo Sellem.

Netanyahu y ​​Merkel se reunirán durante una conferencia conjunta anual esta semana, por los 50 años de relaciones diplomáticas entre Israel y Alemania, que tendrán lugar en el 2015. Merkel dijo que el aniversario histórico ofrece la oportunidad de “mirar hacia el futuro sin olvidar el pasado”.

Ahora sí aplica estar de malos bigotes.

Vía: Huffington Post