Y en la nota idiota del día… chino borracho se atora entre dos edificios

En nuestra nota idiota del día de hoy les traemos la curiosa historia de un hombre chino al que se le hizo fácil tomar un atajo a su casa y acabó atorado entre dos edificios… por cierto, estaba borrachísimo.

Se trata de la historia de Jian Tsui, un hombre chino que salió por la madrugada de este viernes de un bar. Mientras caminaba alcoholizado a su casa, Tsui pensó que llegaría más rápido si se metía entre un pequeño espacio que hay entre dos edificios… vaya sorpresa se llevó cuando se atoró y las paredes lo apretaban demasiado como para pedir ayuda.

Su borrachera era tal que el hombre se quedó inconsciente entre los edificios y hasta que amaneció fue encontrado por un peatón.

Después de que varias personas y autoridades llegaron a donde Tsui estaba atorado, trataron de sacarlo jalándolo de los pies, pero el hombre estaba bien atascado. Al final un residente de los edificios permitió que los cuerpos de emergencia rompieras su pared para poder liberar al borrachito.

chino1

chino

chino3

chino4

chino5

Como pueden ver en las fotos, el chinito no sabía ni en dónde estaba cuando se despertó.

Cuando Tsui despertó se fue corriendo a su casa, negándose a recibir atención médica y siendo responsable de pagar el arreglo a la pared que tuvo que romperse para que lo liberaran.

Esperamos que esto les sirva de moraleja para cuando vayan un poco tomados a sus casas… ¡no traten de pasar por donde no caben!