Mentes débiles que son dominadas por el poder de un videojuego tan bueno como el Grand Theft Auto V.

El GTA V ha acaparado la dispersa atención de gran cantidad de gamers, pero el caso del demente gamer Zachary Burguess es digno de comentar.

Sucede que este aficionado a los videojuegos oriundo de Los Ángeles se aventó la “travesura” de robar un camión, secuestrar una mujer y además llevarse de corbata a nueve carros… todo sólo para ver qué se sentía ser el personaje de Grand Theft Auto.

El también estudiante universitario y jugador de Lacrosse (quién dice que los gamers no hacen ejercicio) buscaba una emoción fuerte digna de ser comentada para su ingreso a la fraternidad de los “Alpha Beta” (cualquier parecido con película gringa chafa es mera coincidencia) y por ello quiso recrear una escena del GTA. Aquí el pequeño delincuente:

robo gta v1

Y la postal fue así: Burguess estaba en un bar, atisbó a lo lejos un camión que tenía las llaves puestas, en ese momento dijo “de aquí soy” y se subió a maniobrar el armatoste  que de pilón tenía una copiloto.

La loca aventura de Burguess se aderezó con el choque contra nueve vehículos que se le pusieron en su camino al intentar darse a la fuga, la cual intentó completar “a pata”, pero fácilmente fue presa de los policías.

“Quería saber lo que se sentía ser como los del Grand Theft Auto” fue una de las primeras declaraciones del joven, el cual ahora verá lo que se siente estar en el Monopoly, porque va a tener que aflojar 80 mil dólares de fianza…

En lo que tiene de vida la polémica serie de Grand Theft Auto, Burguess es la quinta persona que ha sido acusada de inspirarse en el videojuego para actuar de manera violenta.