¿Es la fiesta más cara de la historia?

Hay de festejos a festejos.

Hay de festejos a festejos. La semana pasada, los Dallas Mavericks despilfarraron una lanota en la celebración por el título obtenido de la NBA. En esa ocasión, Mark Cuban, dueño del equipo se echó una cuentita de 100 mil dólares y poco le duró el gusto, pues los Bruins, flamantes campeones de la NHL, rápidamente se encargaron de romper esa marca.

El sábado, los ganadores de la Stanley Cup se lanzaron al club nocturno Shrines en Foxwoods para darse un atracón de bebidas espirituosas y dejaron en claro que en gastos no se iba a escatimar. Los jugadores de los Bruins se echaron una botellita de 30 litros de la champagne Ace of Spades e incluso Zeeno Chara se atrevió a echarse unos tragos desde la Copa de campeones.


Por si no me creen, lo único que dejaron a su paso por el Shrines estos señores, fue el ticket. Y como no, ya entradones, hasta se echaron We are the Champions


Comenta con tu cuenta de Facebook





Top Relacionadas
:)