Parece que los aficionados al fútbol en China se las han ingeniado para arreglar sus diferencias con los árbitros que cometen “locuras” dentro del terreno de juego, y eso es a patadas.

Al menos esto esta es la “solución” por la que optaron los seguidores del Quingdao, equipo de la Super Liga China cuando además de tragarse la derrota de 2-0 contra el Shenhua Shanghai, vieron como el árbitro del encuentro les explusó un par de jugadores, lo que desato una épica pelea en el terreno de juego, en la que un aficionado invadio la cancha para repartir un par de patadas voladoras al árbitro del partido

Sin embargo, la cosa no quedó ahí, y al terminar el partido, aluguien dijo que “ese coche es el del árbitro”, por lo que cerca de 100 seguidores, se fueron a patear la camioneta, que en teoría es del árbitro, pero cuya propiedad no ha sido esclarecida hasta el momento, según la agencia Reuters.

Esta es una foto de la camioneta afectada, por lo que esperemos que la próxima vez que a Chiquimarco se le ocurra hacer de las suyas en nuestro país, mejor opte por nuestro eficiente transporte público.