Recuerdo que cuando era niño, no había peor platillo que me pudieran ofrecer que un chile relleno; hasta que me di cuenta que el problema no era el platillo en sí, sino su complejidad lo que puede hacer de los chiles rellenos uno de los más grandes manjares que pueden existir dentro de la gastronomía mexicana, siempre y cuando sea bien preparado.

De ahí que cuando nuestros amigos de Corazón de Maguey nos anunciaron la llegada de su Festival de Chiles Rellenos, no pudimos hacer otra cosa que no fuera compartirles este gran acontecimiento para que lleven a sus jefecitas, primos, tios, novias y cuates a disfrutar de este festival, el cual sirve también para conocer un poco más las tradiciones de diversas regiones de nuestro país, desde Sonora hasta Yucatán, pasando por la sierra, el bajío y el resto del país.

Desde el clásico chile relleno de natas o picaddillo capeado y servido con caldillo de jitomate hasta cosas mucho más exóticas y avanzadas, como el Chile Tamaulipas, relleno de camarones, almendras y manzanas, sin mencionar el fabuloso postre, como es la Tarta de Papaya, ¡acompañada de helado de natas al chile pasilla!

En fin, Corazon de Maguey está ubicado en la Plaza Centenario, en el Centro de Coyoacán y además de estas delicias gastronómicas uno puede disfutar también de una espectacular variedad de mezcales y cervezas artesanales, por lo que todo está puesto para disfrutar y desquitar el fin de semana, como se merece.