Como ya son cosa del pasado los atrasos, las malas instalaciones, la inseguridad, los vagoneros y los apretones, los responsables del Metro de la Ciudad de México creen que, ahora sí, amerita subir el precio del servicio… ¿qué?, ¿todavía hay broncas? Bueno, de todos modos se sube porque se sube.

O al menos lo van a analizar…

De acuerdo con Jorge Gaviño Ambriz, flamante director de Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), se buscará la forma de obtener más recursos con el fin de ampliar la red del popular transporte capitalino… ¡y qué mejor y más fácil forma de hacerlo que aumentando el precio del boleto!

metro-cdmx-3

Gaviño reconoce que, por mucho que hace unos meses presumió que daba un excelente servicio, la mera verdad, sí está rebasado por casi 2.5 millones de usuarios que diariamente se trepan de más a la aventura de viajar en el gusano naranja. Es decir, cuando se debería dar servicio a sólo 3 millones de personas, se ofrece viaje a cerca de 5.5 millones… de ahí que todos los días la gente va oliendo (involuntariamente) lo que el de al lado se desayunó.

“Entonces necesitamos buscar más recursos para introducirlos al Sistema, ya sea que las personas paguen más o continuar en el subsidio”, alertó el director del STC pidiendo la comprensión del respetable que, seguramente, recordará que el último aumento del boleto fue hace dos años y medio, cuando pasó de 3 pesitos a 5 y así se ha mantenido… aunque las cotizaciones del dólar y el euro han hecho que los precios de las refacciones aumenten considerablemente.

Ohhhh, ¿pues no dijo Andrea Legarreta que eso no nos afectaba?

andrea_leggre

O quién sabe, igual y Gaviño Ambriz nomás lo dijo del puro coraje que le dio que una señora le arruinara el evento que presidía en el ameno Metro Pino Suarez, donde, mientras inauguraba una muestra fotográfica por los 70 años de la Unesco en México, una doñita se le acercó para reclamar el servicio. Ante la quemadota con la banda, Gaviño atinó a decir que “hay demandas de los usuarios por mejoras: nos gustaría que no hubiera basura en el Metro; que hubiera menos calor, más trenes, más gente atendida en menos tiempo. Sin embargo, es un sistema que no puede atender a un número infinito de personas”.

Según dio a entender Gaviño, hace maravillas con los pocos recursos que el Metro tiene… así que imaginen de lo que será capaz cuando le llegue más varo. Claro, también pidió la cooperación de los usuarios: colaborar no tirando basura, dejar de arrimarle el mueble a las señitos y permitir salir, para después entrar en los vagones… cosas básicas de civilidad. Bueno, en eso si tiene razón, pero en lo de subir el precio del boleto, ¿qué opinan?

*Vía Aristegui Noticias