Tremendo sorpresón se llevaron esta tarde las autoridades —y vecinos— de la Alcaldía Azcapotzalco cuando encontraron al interior de una bodega toda una instalación de tomas clandestinas para el robo de combustibles. Lo más curioso acá es que todo pasó dentro de una zona altamente poblada en la colonia colonia San Martín Xochinahuac.

Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, aseguró que las autoridades ya están resguardando toda la zona cercana a la calle 16 de Septiembre –ahí mero fue—, no vaya a ser que se encuentren alguna otra toma sospechosa.

Por si tienen el pendiente, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX acudió a la zona de Azcapotzalco para revisar la situación y en el clásico chacaleo, aseguró que no corren ningún peligro de explosión. 

De acuerdo a los reportes de Milenio, las autoridades se enteraron de estos huachicoleros citadinos gracias al sistema de alertas y denuncias ciudadanas. “Hay túneles al interior del predio, cinco ductos con tomas clandestinas, esperamos el momento para entrar con la maquinaria y poner al descubierto las tomas”, declaró el titular de Petróleos Mexicanos.