José Luis Abarca obtuvo la candidatura por la presidencia municipal pagándole dos millones de pesos a Zambrano, en ese entonces presidente del PRD.

En varias ocasiones el exalcalde de Iguala hizo alarde de este hecho, según informan integrantes del PRD, quienes pidieron no revelar sus nombres por seguridad.

“Le di dos millones de pesos a Jesús Zambrano (entonces presidente del partido). Salió miserable, el compa”, decía Abarca constantemente en reuniones

Durante sus dos años de administración casualmente los principales enemigos de Abarca: Justino Carvajal y Arturo Hernández fueron ejecutados, además de 20 simpatizantes de éstos.

Lázaro Mazón, condujo la candidatura de su amigo Abarca a pesar de la inexplicable fortuna de éste y de que las encuestas de opinión ponían como candidato preferido a Oscar Díaz. Internamente se conformó un bloque en Chilpancingo denominado los cuatro fantásticos: Sebastián de la Rosa, Carlos Reyes, Víctor Aguirre y Evodio Velázquez, quienes firmaron actas para despojar a Díaz del triunfo y endosárselo, a Abarca.

Todo parece indicar que el lunes después de la desaparición de los 43 estudiantes, Jesús Zambrano se reunió con Abarca en el DF. Dolores Padierna dijo que en esa reunión secreta se planeó la fuga del alcalde

Por su parte, el perredista solicitó al periódico El Financiero, un espacio de réplica para negar tales acusaciones:

Calificó de infamia la nota publicada por El Financiero y afirmó que demandará judicialmente a quien resulte responsable.