El pasado mes de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró como una emergencia de salud pública internacional la actual crisis del ébola.

De acuerdo con esto, el último brote presentado en la República Democrática del Congo llego a ser una emergencia internacional ya que no hay vacunas.

Desafortunadamente este viernes las autoridades de República Democrática del Congo informaron que dos personas dieron positivo por ébola en Mewnga, una provincia de Kivu del Sur en la que no se había detectado la presencia del virus.

Se trata de una mujer y su bebé de siete meses que viajaron desde el epicentro de la epidemia en Beni hasta Mwenga. Desafortunadamente medios internacionales refieren que la madre falleció y el niño continúa recibiendo atención médica.

La situación está catalogada como “bajo control” sin embargo preocupa que exista un riesgo de contagio a nivel internacional.

Apenas el pasado mes de mayo el Ministerio de Salud del Congo anunció al surgimiento de una nueva epidemia por el virus del ébola. Al noroeste del territorio murieron más de 20 personas infectadas.

El ébola es un virus que ocasiona sangrado agudo, falla orgánica y en algunos casos, la muerte.

Puede ser contagiado por medio de saliva -por besos o bebidas compartidas-, por contacto con superficies contaminadas, por la mordedura o picadura de animales o insectos, o por elementos en contacto con sangre -agujas sucias o sangre sin analizar-.

virus de ébola

Foto: Getty Images /virus del ébola