Actores, tenistas, futbolistas y hasta el Secretario General de la ONU han bailado el éxito del momento. Pero ¿qué hizo que uno de los artistas más radicales y contestatarios de nuestros días, quisiera unirse a la fiebre del Gangnam Style?

Con más de 532 millones de reproducciones en YouTube y contando, el Gangnam Style es el fenómeno más exitoso que recuerde la historia de la música en los últimos años; y es más, si tomamos en cuenta que a finales del 2011 se calculaba que la Tierra era poblada por 7 mil millones de seres humanos, podríamos decir que casi ¡una de cada catorce personas que habitan el planeta, ha visto el video!

Originalmente, el “Gangnam Style”  es  una parodia sobre el lujoso estilo de vida del selecto barrio de Gangnam, al suroeste de Seúl, que con la ayuda de una melodía pegadiza y una simpática coreografía, se ha convertido en menos de tres meses en una de las canciones más popular de todos los tiempos, en donde actores, futbolistas, y hasta políticos han imitado la famosa danza del caballo.

Sin embargo, este miércoles el Gangnam Style podría haber roto cualquier otro límite al convertirse en una nueva pieza de arte conceptual, si así se le quiere ver, después de que el artista chino Ai Weiwei subiera a la red una parodia del famoso baile del caballo, titulado 草泥马Style o el Llama Style, donde se puede ver al artista (aún bajo arresto domiciliario) imitar el Gangnam Style acompañado de unas esposas, en clara referencia a la represión que se sigue viviendo en China.

Para entender mejor la relevancia del  草泥马Style o el Llama Style, hay que remontarnos al 2009, cuando las autoridades chinas decidieron restringir  el acceso a sitios como Twitter, Bing, Live.com, Flickr, WordPress, Blogger, Hotmail y YouTube entre otros. A manera de protesta, un colectivo de bloggers y artistas decidieron crear un video basado en una tierna llama, un animal que tiene cierta relevancia en la mitología china, pero cuyo nombre cuando es pronunciado, puede sonar como una mentada de madre.  De ahí que se aprovecharan de una canción infantil para darle la vuelta al asunto y exhibir los absurdos niveles a los que puede llegar la censura gubernamental en dicho país.

Por supuesto que Ai Weiwei se uniría a la protesta de diversas formas y hoy aprovecha el éxito del “Gangnam Style” para mostrar al mundo que en estos tres años, la situación de censura y represión en su país no ha cambiado mucho que digamos.

Aquí les dejamos el video del  草泥马Style (Llama Style)