Por: Wookie Williams/ @wookie_williams

¡Tenemos nuevo campeón! Bueno, tenemos nuevo/viejo campeón. Después de prestarle un año el trofeo Larry O’Brien a los Cavs, los Warriors lo pidieron de regreso y se volvieron a coronar campeones de la NBA, su segundo título en tres años. Y para como se ve, no será el último. Los Warriors despacharon a los Cavs en cinco juegos, y por lo menos dos estuvieron emocionantes. Aquí 10 datos increíbles.

Los Warriors de Golden State consiguieron el quinto campeonato de su historia, lo que los coloca como una de las cinco franquicias más ganadoras, junto a los Celtics de Boston (17), los Lakers de Los Ángeles (16), los Toros de Chicago (6) y los Spurs de San Antonio (5)GS se coronó en 1947, 1956, 1975, 2015 y 2017.

Kevin Durant fue elegido el jugador más valioso de la serie. Terminó promediando 35.2 puntos, 8.4 rebotes, 5.4 asistencias, 1.6 bloqueos y 1 robo en las Finales.

Además, Durant terminó en el exclusivo club 90-50-40, es decir, con más de 90% de efectividad en tiros libres, 50% de efectividad en tiros de campo y 40% de efectividad en triples.

LeBron James acabó promediando un triple-doble en las finales, con 33.6 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias. Toma eso, Russell Westbrook.

La lista de jugadores con al menos dos premios de MVP y dos anillos de campeón no es muy larga, y Steph Curry se unió hoy a ella. En el resto de la lista están: LeBron, Tim Duncan, Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Kareem Abdul-Jabbar y Wilt Chamberlain.

Kevin Durant anotó la segunda mayor cantidad de puntos totales en una serie de finales de 5 partidos, con 176 puntos. Allen Iverson logró 178 en 2001, con la gran diferencia de que su equipo, los Sixers, perdieron.

LeBron perdió por quinta ocasión en las finales. Su récord ahora está en 3 ganados, 5 perdidos.

Pero James sigue y sigue acumulando récords personales. En el quinto juego superó a Tim Duncan en la lista de más rebotes en finales en la historia. LeBron ahora es el sexto lugar.

La mejor postemporada en la historia la habían tenido, hasta hoy, los Lakers de Los Ángeles en 2001, cuando terminaron 15-1, para un porcentaje de .938. Los Warriors de 2017 terminaron 16-1 y un porcentaje de .941.

Ocho. Esos son los años que tenía Kevin Durant cuando le dijo a su mamá “un día voy a ser campeón de la NBA”. Hoy, 20 años después, esto se hizo realidad.

Pleca Instagram Sopitas Deportes