Jorge Vergara fue un directivo incómodo para algunos equipos y jugadores por la forma en la que calentaba los partidos al inicio de su gestión al publicar desplegados. Sus favoritos fueron dirigidos a Pumas, con el que protagonizó una divertida rivalidad, en la que se involucraron algunos futbolistas, entre ellos el brasileño Ailton Da Silva.

Vergara, quien falleció en Nueva York debido a un paro cardiorrespiratorio, dedicó mensajes picantes tanto al América como a Pumas. A las Águilas les dedicó el mensaje “en su nido, sólo nuestros huevos”, mientras que a Pumas le dedicó el de “nos pareció ver un lindo gatitio”.

Da Silva reaccionó a este desplegado con un mensaje impreso en una playera que decía: “Gatitos, ni madres”. El clímax de esta rivalidad entre rojiblancos y felinos llegó en la Final que los dos equipos protagonizaron en 2004, en la que Da Silva dedicó otro mensaje después de imponerse en penales: “Gatito campeón a la ver…ga…ra”, además de que en una entrevista aseguró que “el título se lo dedicó a Vergara”.

Sin embargo, Da Silva terminó haciendo una buena relación con el empresario, a quien recordó en su cuenta de Instagram después de enterarse de su fallecimiento.

“Este señor era que le daba picante al futbol mexicano con sus desplegados, además del respeto y amor a sus Chivas, yo sinceramente deseo que Dios te reciba en su gloria y de mi parte te agradezco por todo lo que hiciste por el futbol mexicano”, publicó.

 

En entrevista con mediotiempo.com recordó parte de la relación que tuvo con el propietario del Rebaño después de una serie de apuestas, aunque recordó que hubo una que no pagó: lavar su auto después de ganar la Final en Ciudad Universitaria.

“Ya no me llamó para pagar, pero no hay ningún problema. Más que recordar las polémicas sencillamente recordar la pérdida que pasa no sólo Chivas sino el futbol mexicano”, indicó.