Uno de los jugadores más polémicos de los últimos meses se ha enfrascado en otro escándalo. Antonio Brown, quien se encuentra sin equipo desde septiembre pasado, complica aún más su regreso a la NFL y es que ahora es sospechoso de robar mercancía de un tráiler de mudanza y agredir al conductor, por lo que quizá enfrente cargos legales.

De acuerdo a información del diario ‘AS’, Antonio Brown no la ha pasado nada bien desde que lo ‘cortaron’ directo de la NFL y es que luego de presentar cargos de agresión sexual, se le suma un nuevo problema a la lista.

Según la información recabada hasta el momento, se dice que este martes por la tarde Antonio Brown y su entrenador identificado como Glen Holt, fueron captados y denunciados por un conductor de un tráiler al que supuestamente habrían detenido, golpeado y robado cosas que llevaba dentro.

antonio-brown-sospechoso-entrenador-robo-trailer-agresion-conductor

Getty Images

Pese a que aún no hay un reporte oficial de cómo sucedieron los hechos, se maneja la versión de que ‘AB’ y su entrenador pararon al conductor poniéndose frente al vehículo, hicieron que bajara y ahí le robaron algunas cosas aún sin especificar. Falta una versión oficial de las autoridades.

Lo que sí es un hecho es que de momento Glen Holt es el único que está detenido por los cargos ya que presuntamente él fue quien comenzó todo. Las autoridades esperarán a la investigación para determinar el proceso legal que seguirá en su contra.

Antonio Brown está libre de momento pero será este miércoles en que agentes policiales del condado de Broward determinarán la situación del receptor de la NFL, pues de confirmarse los hechos, enfrentará otro proceso legal más y podría ser encarcelado.

antonio-brown-sospechoso-entrenador-robo-trailer-agresion-conductor

Getty Images

Este hecho complica más la situación de Antonio Brown y su intento de regresar a la NFL ya que había una advertencia por parte de las autoridades de la liga de que si no tenía buen comportamiento, no podría regresar. Fracasó.

Drew Rosenhaus, exagente de Antonio Brown, de igual forma rompió toda relación con el receptor ya que ‘hasta que no mejorara su situación legal, no volvería a trabajar con él’ y así como van las cosas, parece que deberá buscar en otro lado.