Getty Images

Los aprendizajes que nos dejó la Bundesliga, primer torneo finalizado tras el coronavirus

La temporada regular de la Bundesliga ha llegado a su fin y vaya semanas intensas de futbol que hemos vivido. El torneo en Alemania fue el primero de las grandes ligas europeas que regresó tras la pandemia del coronavirus, mismo que nos ha dejado grandes aprendizajes, pues fue el parteaguas del regreso del deporte, llevó un gran ritmo estas semanas y nos regaló muy buenos momentos.

¡Bombazo! Timo Werner es nuevo jugador del Chelsea y no jugará la Champions League con el Leipzig

Foto: Getty Images

La Bundesliga regresó el 16 de mayo, hace poco más de un mes, con una serie de partidos que fueron un alivio enorme para todos los fanáticos del deporte y es que luego de unos 2 meses y medio sin futbol o alguna otra disciplina, rogábamos para que el balón rodara de nuevo y eso sucedió en Alemania.

Si bien fue un torneo un tanto atípico ya que no hubo gente en las gradas (como en el resto de las ligas que ya se reanudaron), sin duda cada partido tuvo algo especial y es que no sólo era jugar por jugar sino que llevaba muchas cosas detrás para que todo pudiera darse de forma correcta. Tras semanas intensas, la Bundesliga nos dejó algunos aprendizajes que vamos a analizar en este momento.

4.- Los ‘grandes’ cumplieron con los pronósticos

Este cierre de temporada pudimos comprobar que aunque se haya detenido el futbol por meses, hayan llegado bajos de ritmo, se entrenaran en casa y demás, los clubes ‘grandes’ siempre serán grandes y esto es hablando meramente de los resultados, pues como vimos el Bayern Múnich, campeón de la Bundesliga, demostró de lo que está hecho y que pese a las complicaciones siempre encuentra la forma de sobreponerse, por lo que acompañado de otros clubes como el Borussia Dortmund o el Leipzig, su dominio fue claro.

Sí, las lesiones mermaron un poco a estos equipos, les costó adaptarse a este nuevo futbol pero al final de temporada lo que cuenta son los resultados y el desempeño mostrado, hecho que en este momento, nadie pudo quitarle a los clubes ‘grandes’ de la Bundesliga, por lo que ya veremos cómo les va el próximo año futbolístico.

3.- Respetar las normas, clave para el futbol

El futbol regresó con una serie de nuevas normas tras la pandemia del coronavirus, mismas que se respetaron en su mayoría (ya que en los festejos se les olvidaba) pero esto fue clave para volver a la acción, tanto en la Bundesliga como en otros torneos.

Los protocolos de seguridad pudieron ser ‘atípicos’, molestar a algunos e incluso generar pérdidas económicas tras la ausencia de gente en la tribuna pero aceptar los términos y llevar a cabo las recomendaciones de salud ha sido clave en este regreso a la ‘nueva normalidad’ dentro del deporte. Bien por la Bundesliga.

2.- La unión hace la fuerza

A lo largo del cierre de temporada quedó claro que los colores y las rivalidades quedan de lado. Todos se unieron por las víctimas del coronavirus, por los actos raciales que suceden en el mundo y aunque generó polémica en su momento y algunos los criticaron, la Bundesliga fue una de las primeras ligas que nos enseñó que fuera del campo, todos son ‘amigos’.

Las imágenes de los homenajes, jugadores arrodillándose y declaraciones sobre el racismo o el coronavirus, le dieron la vuelta al mundo y le enseñaron al mundo de lo que son capaces si todos se unen por la misma causa.

1.- El factor ‘afición’ sí afecta a los equipos

Quizá esto no se vio tan reflejado en los clubes ‘grandes’ como lo fue el Bayern Múnich o Borussia Dortmund (en su mayoría) pero dentro de la Bundesliga se vio una tendencia muy marcada en los clubes locales y es que extrañamente el factor de estar en casa ya no pesaba como antes, hecho que trajo que en las primeras 3 jornadas tras el regreso por el coronavirus, no hubiera ni 10 victorias de los clubes en su estadio.

El factor de la afición sí pesó en la Bundesliga; ojo, no decimos que sea lo único que mermó a los equipos, pues la falta de actividad, el poco ritmo que traían, las lesiones y demás, también contribuyeron a este hecho pero es claro que algo pasaba con los locales, pues no era tan común verlos ganar.