Futbol

Carlos Vela: La historia que pudo ser si le hubiera gustado el futbol

La historia de Carlos Vela es de no creer. El hoy jugador de Los Angeles FC es una estrella en la MLS. Pero si le hubiera gustado el futbol, otra cosa sería.

En varias ocasiones el ex de la Real Sociedad ha demostrado y declarado su pasión por el básquetbol. Y también en reiteradas veces ha dicho que su pasión por el futbol es mínima. Tanto así que acabando de jugar cada partido, prefiere olvidarse un rato del balompié.

Sí tiene a ídolos en el futbol. Uno de ellos es Andrés Iniesta. Sin embargo a Carlos Vela no le interesa tanto lo que sucede dentro de las canchas. Aunque eso no quiere decir que su rendimiento vaya a ser menor.

Foto: Getty Images

Sus primeros pasos como futbolista los dio en Chivas. Fue al Club Deportivo Guadalajara a probarse y se quedó. No pudo hacer su debut con la camiseta rojiblanca pero su talento nato lo llevó a ser convocado por la Sub-17 de la Selección Mexicana. Se consagró como una de las promesas y uno de los mejores jugadores mexicanos. Se consagraron campeones del mundo en un hecho histórico con Carlos Vela como el máximo goleador, con cinco tantos.

Eso lo catapultó a ser buscado por varios equipos y al final fichó con el Arsenal de Arsène Wenger. A la Premier League llegó con tan solo 16 años. Eso fue lo que le impidió hacer su debut recién llegado. Por eso tuvo que esperarse hasta cumplir 17. Fue cedido al Celta de Vigo pero ante el exceso de jugadores, tuvo que pasar al Salamanca.

Ocho goles en 31 partidos lo hicieron atractivo para cualquier equipo. Por eso posteriormente fue fichado por el Osasuna. El equipo de Pamplona consiguió la cesión del mexicano por un año. Sin embargo su paso fue más discreto, pues aunque jugó 32 encuentros, sólo pudo anotar tres tantos.

Foto: Getty Images

Volvió al Arsenal y encontró un mejor acomodo. Su debut con el ‘11‘ en la espalda lo hizo de la mejor manera. Marcó un hat-trick que comenzó a destacarlo como un jugador importante. Pasó cedido al West Bromwich después de haber probado suerte en varios equipos.

No obstante no logró encontrar un hueco en el West Bromwich. Volvió al Arsenal y entonces la Real Sociedad lo encontró. Él encontró su sitio también. Uno donde jugaría por las próximas siete temporadas y en donde disputaría 250 partidos, con saldo de 73 goles y 45 asistencias.

Ubicado como uno de los referentes. Con el cariño de la afición, Carlos Vela decidió que era momento de buscar algo nuevo. Se fue a Los Angeles con menos de 30 años. No era acabar su carrera, era aceptar la oferta que fuera mejor para él, económicamente.

Foto: Getty Images

Si Vela le hubiera puesto un poco de más pasión a su trabajo. Si Carlos quizá se habría empeñado un poco más, no tenemos duda en decir que estaría jugando en algún ‘monstruo’ de Europa.

Comenta con tu cuenta de Facebook